Artículos Blaupíxel

  • La firma electrónica: un servicio imprescindible en tiempo de teletrabajo

La firma electrónica: un servicio imprescindible en tiempo de teletrabajo

En un momento tan particular como el que estamos viviendo, se hace necesario adaptar nuestro trabajo en un servicio telemático en el cual desaparece el papel. Hay documentos que requieren ser firmados y, por lo tanto, es esencial que las firmas se puedan resolver telemáticamente. Por este motivo, adquiere mucha importancia la firma electrónica, un conjunto de datos electrónicos que acompañan y/o están asociadas a un documento electrónico. Sus funciones básicas son la de identificar al firmante de manera inequívoca y asegurar la integridad del documento firmado. Así, se garantiza que el documento original firmado no ha sufrido ninguna alteración ni manipulación con validez 100% legal.

¿Cómo firmo un documento?
Disponemos de varios métodos de firma para adaptarnos a cada necesidad, mediante la plataforma online de ValidatedID integradas en las soluciones desarrolladas por Blaupixel.

En primer lugar, la firma remota permite enviar documentos para firmar a cualquier persona con un PC o cualquier dispositivo móvil, sin necesidad de ninguna instalación ni conocimientos previos. Para garantizar la seguridad se realiza una doble validación vía corréis electrónico y OTP (One Time Password) al smartphone del firmante para garantizar su identidad.
Otra opción es la firma biométrica, que se recoge mediante una Tablet y un lápiz electrónico que permite captar información biométrica (velocidad, inclinación, presión, etc.) durante el proceso de firma. Estas evidencias serán cifradas y almacenadas de manera segura e incrustadas en el documento firmado. El resultado es el de un documento firmado en formato PDF que contiene las firmas incrustadas más las evidencias capturadas, cifradas y firmadas según la norma de firma ‘longeva’ (PAdES-B-LT) de ETSI, el que garantiza su validación a lo largo del tiempo.

Finalmente, tenemos la firma centralizada. El nuevo reglamento Europeo eIDAS, en vigor a partir del 1 de julio de 2016, permite nuevos mecanismos en la custodia de certificados digitales por un prestamista de servicios de confianza y crea el marco legal necesario para posarlo en práctica en los procesos críticos de negocio. Con la centralización de claves de certificados digitales se delega la complejidad de la generación de las firmas al prestamista del servicio. El usuario solo tiene que identificarse en el servicio y firmar sus documentos pendientes.

Ventajas y aplicacionesLa firma electrónica ofrece varias ventajas y es un servicio ideal en estos momentos de restricciones de movilidad, puesto que se puede hacer desde cualquier lugar. Es más rápida y más segura jurídicamente y garantiza una integración de los documentos totalmente transparente. Tiene garantía de WYSIWYS (lo que ves es lo que firmas) y es muy útil en la firma de contratos laborales, nóminas, aceptación de facturas y presupuestos, etc.

La firma electrónica es un servicio útil y práctico del cual ya están haciendo uso un gran número de empresas de ámbitos totalmente diferentes. En estos días, son muchos los centros sanitarios que ya firman sus documentos de manera electrónica. Los principales sectores que se pueden beneficiar son el de la Salud, el de Recursos Humanos, el de las Administraciones Públicas o el de Ventas, entre otros.